El polietileno de alta densidad o PEAD es un plástico que se utiliza en un sinfín de productos como  botellas, envases, juguetes, objetos domésticos y tuberías
para sistemas de alcantarillado y agricultura.

Gracias a todas las ventajas que posee cada día se utiliza más en proyectos de construcción, sistemas de conducción y de cables de energía o telecomunicaciones.

Ventajas de la tubería PEAD

Tubería ligera
Son extremadamente ligeras, con densidad entre 0,93 y 0,96 g/cm3, por lo que este tipo de tubos pueden flotar en el agua. Además son muy fáciles de transportar y manipular.

No se oxidan y corroen
Los tubos de PEAD cuentan con una excelente resistencia a diversos agentes químicos, como ácidos inorgánicos, detergentes, aceites minerales o productos de fermentación.

Además, gracias a su bajo nivel de pH no presentan problemas de corrosión, bacterias y hongos.

Larga vida útil
Con el mantenimiento adecuado, este tipo de tubería pueden tener una vida útil de 50 años.

Ecológicas
El polietileno de alta densidad  o PEAD es un material 100% reciclable, lo que ayuda a reducir el impacto ambiental y contaminación.