El polietileno es un tipo de polímero con grandes ventajas para el sector de la construcción, ya que se reducen los costos y su instalación es más sencilla. Hay una gran variedad de modelos y productos fabricados con este polímero.

En el área de la construcción encontramos dos tipos de tuberías de polietileno: de baja presión y alta presión. En el primer caso consisten en tubos para riego, y en el caso de las tuberías de alta presión, se pueden emplear en proyectos para para gas, telefonía, agua potable, minería o uso sanitario.

Características

Ligero y fácil de transportar

Herméticos

Alta resistencia a la fricción

Excelente propiedad aislante

Gran resistencia de agentes químicos como ácidos

Algunos modelos son 30% más ligeros que la tubería de concreto y de PVC



Ventajas

Excelente capacidad de flujo

Resistencia a la corrosión y absorción

Mayor hermeticidad

Fácil instalación


Usos y aplicaciones


Drenaje carretero, residencial, comercial, recreativos, agrícolas e irrigación

Drenaje para uso sanitario

Drenaje para uso pluvial

Conducción de cables eléctricos

Conducciones de gas natural

Drenaje de aguas negras, residuales y descargas industriales

Para sistemas en acueductos

Alcantarillado pluvial y sanitario